domingo, 10 de noviembre de 2013

Nuestro Gozo, "No en un pozo"......

 Tras ya mucho tiempo, volvemos al Valle de Asón, uno de mis lugares preferidos tanto para la espeleo como escalada, además de contar tambien con algún barranco y a día de hoy, tres ferratas en sus alrededores, El caliz, Matienzo y Socueva.
Sin lugar a dudas, el motivo de la visita fué poder hacer espeleo y ya de paso poder ver a buenos amigos que ya hacía demasiado tiempo no veía, y que junto a Rio pues en un viaje expres, nos plantamos en Socueva el viernes ya muy tarde, para al día siguiente hacer la travesía Caballos - La Canal, 10 - 12 horas de travesía muy bonita y atlética. Tras dormir en Socueva, nos levantamos y ya que habíamos ido a la noche, pues no pudimos ver la cantidad de agua que llebava el rio Asón, donde al parecer estuvo lloviendo bastante semanas atrás, lo que hizo que no nos quedase otra que cambiar de planes.

 De camino a Ramales, coincidimos con compañeros en el pueblo, que también a causa del agua tuvieron que cambiar de planes. Finalmente, tras un par de consultas buscamos alguna travesía fósil ya que el tiempo no pintaba muy bueno y travesías con curso activo, pues como que no, y menos sin conocerlas bien, ya que son muchas horas de cueva, galerías y zonas que nos pueden dar alguna sorpresa.
 Decidimos ir al sistema cueva del Lobo, para intentar la travesía de Torca Fría - Cueva del Lobo, donde unas 8 horas no te las quita nadie, y tiene muchas variantes de salida, y entrada. Llegamos al punto de partida, preparamos material y comenzamos una aproximación muy bonita por un Hayedo que sobre el mapa parecía muy evidente, o al menos con la información sacada del libro de Isidoro. Tras optar por el camino corto que tiene como referencia una marcada brecha que corta un paredón kilométrico, llegamos a la zona donde en teoría según la descripción estaba la boca, y entre que el tiempo no era muy bueno, lluvia, frío y viento.
 Tras unas horas buscando y buscando, sin entender muy bien el mapa ni ver evidencia de cuevas, quizás el mapa no sea muy útil, o esté bien explicado..... o simplemente, que no era el día y no encontramos la entrada, que sin duda no es tan evidente como nos habían dicho, o al menos por la brecha que nosotros subimos, que sin duda, era la reseñada sobre el mapa......
 Ya en una hora muy tarde, contando con que nos quedaban minimo 8 - 10 horas de cueva, y después de ésta regresar a casa en unas dos horitas y media de coche.... decidimos dar un paseo por el hayedo, descubriendo unos bloques alucinantes, menudo sitio! pena que esté a una hora del coche..... y acabar el día en el bar. Cuando te levantas, y todo son cambios de planes e imprevistos, quizás sea porque no es el día de hacer nada, y también hay que asumir estas cosas, y saber darse la vuelta, que de ahí no se va a mover, y sin duda volveremos con mejor tiempo e información.
De camino a la cueva, nos tropezamos con un grupo de espeleólogos muy majos, del Pais Vasco, que nos dieron muy buenas referencias e información, y que hasta nos invitaron a acompañarles a la Rubiciera.... como eran ya bastantes y tampoco había que abusar de la confianza, pues decidimos intentar la cueva del lobo, eso si, muy majos y da gusto encontrarse con gente así por el monte, que pierden tiempo cuando tampoco les sobraba, para ayudarte, que de eso se trata. (No recuerdo el nombre del club)
Sin duda, en cuanto sea posible, volveremos ya que de vez en cuando está bien hacer travesías, sin tener que ascender o explorar nada, simplemente disfrutar de una cueva y amigos, que aunque explorando también se hace, no es lo mismo.... además de entrar con una mochila que comparando a otras cuevas, da la risa jejeje.

1 comentario: