miércoles, 27 de noviembre de 2013

Trilogía de ferratas del Asón....

Persiste el mal tiempo en la Cordillera, aunque con pinta de mejorar en éstos días, ya cansa esto de estar mas tiempo en casa que fuera, y lo poco que estamos fuera es para  visitar el boulder, que para un rato está bien, pero a diario como que no.
Tras hablar con Pepe, me comenta que tienen ganas de ir hasta el valle de Asón para hacer las ferratas, ya que aunque el tiempo estaba muy dudoso, pues su escasa aproximación y distancia entre ellas, hace que puedas esperar y aprovechar una ventana de buen tiempo, y cualquier cosa mejor que estar todo el día en casa y mas si es con buenos amigos, así que pusimos rumbo a Ramales bien temprano con el equipo de barrancos también por si acaso llovía y se podía hacer algo, aun sabiendo que los niveles del agua están altísimos, pero por ejemplo el barranco del Calera tenía que estar muy entretenido, y mejor así que seco claro.

Comenzamos la jornada con la ferrata mas sencilla, el Cáliz en Ramales a eso de las 11:00 h. Personalmente ya había echo ésta ferrata cuando estuve de profesor en Ampuero, y la verdad que es perfecta para iniciarse en ésto, ya que es corta, sencilla y tiene un poco de todo, eso si. En escasos 5 minutos desde el aparcamiento de las Covalanas comenzamos la ferrata, la cual se hace rápido y en su parte final tiene dos variantes, ambas entrelazadas por un corto puente tibetano donde sin duda, la parte mas bonita es el muro vertical que accede al puente por su lado izquierdo. El retorno, se hace por un camino muy bonito y currado en escasa media hora.

 Tras el Cáliz, nos fuimos hasta la localidad de Matienzo para hacer el Risco, un poco mas larga y difícil que la anterior, y gracias a la cantidad de agua caída estos días, estaba espectacular gracias a una bonita cascada de unos 70 metros que se forma y por debajo de la cual pasa la ferrata, sin mojarse. En la aproximación que se realiza por cauce, normalmente seco, encontramos unos resaltes con agua muy entretenidos y por donde van las clavijas. Sin duda como paisaje, la mejor de las tres gracias a las condiciones del rio o mas bien salto de agua. La aproximación se hace en escasos 5 minutos desde el pueblo y el retorno, en media hora por un camino bien marcado. En su parte final, tiene un puente bastante peculiar, ya que te tienes que dar la vuelta en su mitad.
Esta ferrata, tiene también en su parte superior dos opciones de salida, una mas sencilla en travesía hacia la cascada, y otra, la que elejimos, cruza un extraplomo con una escalera de cable bastante peculiar y divertida. Decir, que la primera clavija de aro estaba algo suelta, justo empezando la cascada, y había un par de escalones bastante doblados, seguro por la caída de piedras ya en mitad del muro vertical.





 Tras Matienzo, nos fuímos a Socueva a hacer sin duda las mas entretenida y para mi difícil de las 5 ferratas que hay en Cantabria. La aproximación es la mas corta de todas ellas, casi saliendo del coche y donde desde el cual, no parece tan bonita como es ni mucho menos. En ésta también hay dos opciones, nosotros hicimos la mas dificil. Sin duda es una ferrata muy entretenida ya que hay bastantes agarres naturales y aunque estaba todo mojado al igual que en las anteriores, fué muy entretenida. Personalmente creo que es una ferrata exigente desde el punto de vista físico y técnica, ya que es lo mas parecido a una vía de escalada dentro de lo que es una ferrata y en cuanto a los movimientos que te exige. Sin duda es una ruta para llevar cuerda en caso de ir con gente que no esté de hacer estas cosas o tenga poca fuerza. Además de los agarres naturales "obligados" y las propias clavijas, hay mucho canto para coger con las manos y hacerla así mas entretenida, claro está para aquel que esté de escalar... El descenso, fué algo mas largo que las anteriores.



Aunque lo que mas me gusta es la escalada en roca, este tipo de actividades y mas en zonas de poco interés para la escalada deportiva o clasica, son bastante entretenidas y buena opción para aquellos que se quieran iniciar en la escalada, ya que aunque los agarres sean buenos, ésto facilita la progresión y al menos se sabe lo que es estar en altura. Eso si, sin olvidar los riesgos que las ferratas tienen en caso de caídas y sus factores, ojo!! no menospreciarlas.... para mi la cuerda en caso de ir con gente sin experiencia y que habitualmente no hace mucho ejercicio, es obligada!!
Finalmente un gran día ante el mal tiempo, que íbamos librando entre ferrata y ferrata...... y lo mejor, a las 16:00 h en el bar!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario