lunes, 20 de octubre de 2014

Dos joyas escondidas en los Beyos... y un poco del espeleo - socorro Vasco.


Continuamos con tiempo inestable en toda la Cordillera, y ya que los dias libres no parecen coincidir con encontrar condiciones idóneas para comenzar una nueva vía larga en Picos, en especial encontrar la roca seca.... aprovechamos para seguir barranqueando y "explorando" nuevos rincones en la Cordillera Cantábrica. A todo esto hay que sumarle  unas condiciones excelentes de agua tras unos dias de lluvia, que falta hacía. En esta ocasión, me junté con un gran amigo, sin duda uno de los grandes barranquistas de nuestra región, y un amigo suyo muy majo, con lo que la cosa parecía comenzar muy bien, y sin duda acabó genial!.

Quedamos el viernes bien temprano con la idea de mirar un barranco que carecía de información y parecía estar sin mirar, de paso y si el tiempo lo permitía... haríamos otro muy cerca de éste que ya parecía estar abierto, aunque a mi no me queda muy claro cuando, por las características del lugar, al igual que sucedió con el primero de los descensos. Ambos barrancos eran sobre roca cuarcita, con lo que rezábamos para encontrar naturales, ya que espitar ahi malo.... y los clavos pues hay que guardarlos para las tapias, que estan muy caros.
El primer descenso, resultó muy bonito y encajonado para lo que las zonas de cuarcita acostumbrar estar o formarse.... no recuerdo ningún barranco en cuarcita tan encajado. Con la duda de si estaría descendido, disfrutamos de dos horas de agua y lugares muy estéticos donde el verde y la vegetación salvaje destacaba sobre el resto de las cosas. Varios toboganes, algún salto y rápeles cortos dieron de sí un barranco sin duda para repetir a menudo y donde no me atrevería a afirmar que fuese una apertura ya que estaba plagado de anclajes naturales. Destacar un pasillo de resaltes y toboganes muy encajonado y sin escape alguno, asi que con mucha agua ojo! Sinceramente, seguro y al igual que el otro que ahora describiré muy brevemente, llevan mas de una década abiertos, si no, pues no lo entiendo.
Tras finalizar el primer descenso, movilizamos coches y de cabeza para el otro, el cual ya conocíamos al menos un descenso. Este para mi y aunque con mas agua y también muy bonito, es quizás menos barranco que el anterior por la formación del propio rio y ya que en cualquier punto te puedes escapar. Aunque también con varios rápeles, saltos y toboganes... es seguramente practicable por ambas margenes del rio, yo creo que por ahí mas de uno sube a pescar.... De nuevo todos los saltos están repletos de naturales y árboles, nosotros tan solo encontramos un rapel instalado con dos clavos, este evitable por su margen izquierda, los demás como bien apunto, sobre arboles.
En total combinamos dos bonitos barrancos, sin duda ambos para repetir,  donde no sólo rapelamos como suele ser a veces habitual, sino que encontramos saltos y toboganes muy divertidos todo ello insisto, sobre un lugar espectacular y muy "escondido" a los ojos de seguro muchos.
Tras acabar, rápidamente volvimos a casa para preparar el viaje a Oñati (Pais Vasco) y poder asistir así junto con 5 compañeros mas del GAE (Rio, Mumy, Adrián, Avelino y Alberto) al simulacro del espeleo socorro Vasco, que contó también con espeleólogos de Catalunya, Toledo, Valencia, Burgos y Cántabros entre otros que pueda recordar. Salimos de viernes noche para llegar a eso de las 3 de la mañana al lugar donde dormiríamos. 8 de la mañana en pié, café´s y al lio!
Tras repartir equipos y material, nos fuímos a una sima muy muy guapa, la entrada sin duda espectacular.... destacar la buena atención, coordinación y los medios materiales y humanos con los que cuentan (sin duda y hablando del Pais Vasco seguramente reciben las ayudas que se merecen...) y como siempre, poder compartir conocimientos, aprender unos de otros, y muchas risas y trabajo en equipo con el único objetivo de sacar una camilla al exterior. A nivel personal me vengo muy contento, como seguramente mis compañeros, ya que conocimos a gente muy maja,  fuerte y de la cual, se puede aprender mucho.... descatar la humildad. También medí cuenta, que aquí en Asturias se están haciendo las cosas muy muy bien y tenemos compañeros muy fuertes y competentes, a si que a seguir así.... Tras una jornada muy larga, comenzando a las 9 de la mañana (reunión) y  regresando a eso de las 2 y media de la noche al local donde nos esperaba la cena y unas merecidas cervezas tras mas de 15 horas de actividad.... Cansados pero muy contentos.
Ya que poco mas hay que contar, tan solo que seque ya la roca para poder comenzar una nueva vía, dejo unas cuantas fotos de los barrancos que sin duda hablan por si solas y yo esto de escribir pues no se me da tan bien como para superar una imagen, que como dicen, vale mas que mil palabras.










No cesaré de mostrar etas imágenes..... vertedero que encontramos en la cabecera de uno de los barrancos descendidos, ahí había de todo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario