sábado, 6 de diciembre de 2014

"Solos" con el Cao Grande..... Un sueño en Sao Tome 2º parte


Aunque cronológicamente no corresponde hablar de nuestra aventura en el Cao Grande, ya que antes realizamos otras actividades y aventuras, destacando la apertura del barranco "fondo murcego"... continuaré con el tema del post anterior y trataré de relatar lo mejor que pueda nuestra estancia en el Cao Grande y su "escalada".

Tras llegar a Sao Tomé después de un largo viaje nocturno y encontrarnos con nuestros amigos, hicimos la primera parada como no, en una cafetería para probar uno de los grandes productos locales y para mi, placeres de la vida, el café. En otro post, dedicado al pais, su vida y recursos, hablaré mas detalladamente de todos los productos locales así como de los muchos endemismos que este pequeño paraíso contiene. 

Tras un par de cafés, intercambio de ideas e impresiones a cerca de lo que íbamos a hacer, nos instalamos en el que sería nuestro alojamiento gracias a la hospitalidad y bondad de la familia que nos acogió, en aquel entonces para mi desconocidos, ahora grandes amigos. Tras una comida rápida probando ya uno de los manjares de la isla, el pescado..... dió lugar pese al cansancio, a desplazarnos hasta Bombaín para ver unas cascadas y comenzar así nuestro "trabajo" de exploración. Tan sólo había 14 días, poco tiempo  y muchas cosas en la cabeza. Tras un primer reconocimiento de la zona y ver un poco lo que nos íbamos a encontrar en la isla, alcanzamos al fin el placer de una cama y descanso. Al día siguiente, rumbo al Cao Grande.
Las pekes junto a la cascada de Bombaín
Una de las tantas particularidades que tiene Sao Tomé, es que a las 5 de la mañana es de día, la temperatura es perfecta y comienzas el día como si te levantases a las 9 de la mañana en "casa". "Segundo" día de actividad en la isla y el plan era buscar un "guía" que nos llevase a la base del Cao Grande, para al fin tocar y conocer como era la roca, ver por donde podríamos empezar "nuestra" vía y en definitiva, poder planificar el intento de apertura de una nueva vía de escalada, o quizás la primera como tal.

En el trayecto en coche hasta el pueblo mas cercano desde donde se puede acceder a pié al Cao Grande, y donde esperábamos encontrar a un "guia" o cazador, nos encontramos con las dos primeras anécdotas del viaje. La primera fué ver en directo la muerte de nuestra primera cobra preta, vamos, que teniendo en cuenta que después íbamos a caminar en la selva en una de las zonas o valles donde mas  cobras pretas se ven, pues que decir.... según la gente local no hay tantas como dicen, será que hay que salir al "mato" mas a menudo o sin mas, salir en nuestra compañía. 
Cobra preta
La segunda anécdota, fué la suerte que a Hector y a mi a veces nos acompaña, Pinchazo! sin tener herramienta en el coche, el cual cogimos por primera vez horas antes y en mitad de sabe dios donde (en aquel momento)... nos vimos obligados a pedir ayuda. Primer coche que pasa y primero que para. Debajo de una fuerte y para nosotros cálida lluvia quizás para ellos no tanto...., no nos ayudaron, sino que nos cambiaron la rueda sin dejarnos ni ayudarles.... ¿que nos pidieron a cambio? nada. 

Primera lección de la isla y la gente que allí habita. Nosotros quisimos ser agradecidos, por otro lado era lo mínimo que podíamos hacer y compartimos parte de nuestra comida (no quisimos darles dinero ya que para nada queríamos dar la imagen de blancos con "pasta" que por otro lado no somos y a veces allí ocurre con frecuencia....)  y también les dimos "boleia" para algunos que quedaban allí ("Boleia" es lo que aquí conocemos como "hacer dedo") hasta el pueblo donde esperábamos encontrar a nuestro "guia" que curiosamente era el mismo a donde ellos iban, ya que el coche que nos ayudó y transportaba a parte de ellos, tomaba otra dirección. 
Reparando el pinchazo bajo la lluvia
Del lugar donde pinchamos hasta nuestro destino había escasos 20 minutos en coche. Entre medias una pequeña subida que dió lugar a una corta recta y  un shock! la primera vista del Cao Grande. No sabría describir como lo vi en ese momento, si tras ver fotos y leer historias me impresionaba, desde esta perspectiva aún mas. Sencillamente brutal y ya me estaba imaginando en la cabeza, líneas y líneas de escalada, ahora solo quedaba poder tocar su roca.

Tras llegar al pueblo, los propios "pasajeros" que llevábamos nos indicaron donde y como encontrar al "mejor" guía-cazador de la zona, su nombre era Mito. Mito es un chaval de unos 28 años cuya vida gira en torno al día a día y como lo que aquí conocemos como un "busca vidas", como casi todas las vidas que poblan este país. Saca una familia adelante gracias a sus habilidades como cazador, pescador y porque no, guia. Fibroso, fuerte y muy ágil, conoce muy bien la selva o como allí llaman "mato" y es lo mas parecido a llevar un seguro de vida contigo frente a todos los peligros que te puedes encontrar en el "mato".

Tras hablar con el, contarle nuestros planes y acordar precios, nos comenta que vendrá otra persona mas como guía. Nosotros no entendíamos porque si con uno era suficiente para tan solo caminar por el "mato" hasta llegar a la base del Cao Grande, quizás nos vio cara de ingenuos y quiso darle un día de trabajo a un amigo, por otro lado y aunque después se dio cuenta de que sabíamos lo que traíamos entre mano, lo entendimos perfectamente.  El nombre del segundo guía-cazador era Ander. Ander  doblaba la edad a Mito pero quizás era aún mas fuerte que éste. 
Así fué nuestra primera visualización del Cao Grande en directo
Partimos a pié desde una pista de tantas para plantaciones locales, y tras 15 minutos de marcha por terreno cómodo y amplio, llegó el momento de la verdad, meterse "al mato" sin camino, entre árboles, vegetación y piedras, con la mente mas preocupada de no pisar o encontrar una cobra, que de ver el propio camino o cualquier cosa bonita que nos pudiésemos tropezar. 

Nos quedó claro desde un principio, que Mito era el "jefe", vamos, el que se llevaba mas dinero de los dos.... y Ander el currante y el que mas tiraba de machete, muy curioso teniendo en cuenta la diferencia de edad entre ambos, experiencia y quien sabe, jerarquía. El camino no era difícil, tan solo algo resvaladizo debido a la lluvia que caía embarrando todo y la roca basáltica húmeda. Tras descender una ladera bastante vertical encontramos un río grande aunque poco caudaloso en aquel momento, el cual había que cruzar y era uno de los grandes problemas en caso de fuertes lluvias, ya que ahí el nivel de agua sube tan rápido como llueve, y a veces el rio mas tranquilo se puede convertir en "algo" imposible de cruzar, como por desgracia nos tocó vivir en alguno de los ríos donde nos metimos a explorar.

Tras cruzar el río, ascendimos durante una hora por zonas no muy complicadas aunque con pasos aislados entre cortas aristas resvaladizas (que si te caes, mejor no pensar las consecuencias......) hasta llegar a la base del Cao Grande y por fin, tocar su roca. Casi dos horas de marcha sin peso, donde sufrimos uno de los grandes problemas de la isla, la deshidratación y humedad. Siempre que se habla de aclimatación, se habla a cerca de lugares altos verdad?, aquí estábamos casi a nivel del mar y ésta como vimos días después, es fundamental para poder hacer cualquier actividad en el "mato", sin tener que llevar 2 litros de agua para cada hora caminando, y eso que yo a penas suelo beber mucho realizando actividad. Aún así, había que beber mucho y eso hizo un pokito mas difícil planificar la escalada y los porteos, ya que "nosotros" solo podíamos beber agua de botella por "seguridad sanitaria", con lo que ríos y arroyos eran "prohibidos" para nosotros o al menos por precauión... para ellos al igual que aquí para nosotros nuestras fuentes, era agua normal de donde bebían sin problema.
Mito y Ander en nuestra toma de contacto con el Cao Grande
Parada para descansar y comenzamos a mirar posibles líneas de comienzo de escalada. Nosotros queríamos bordear todo el pico para ver todas sus vertientes. Según Mito, esto no era posible debido a las características del terreno. A parecer,  solo era posible aproximándose al pico desde otro valle, cosa que en ese momento sinceramente no nos creíamos, pero allí no éramos nadie y no quedaba otra que fiarse y buscar una línea en la única vertiente a la que accedimos, que por otro lado era según ellos, las mas complicada o inaccesible de ascender a cima debido a la gran bóveda formada, por un brutal desprendimiento de la base del pico hace ya muchos años, convirtiendo una base vertical, en un enorme desplome de techos y placas, para ellos, inaccesibles e imposibles de escalar. 
Desplome de entrada, los árboles tapan unos 60 metros de pared hasta el suelo
Con la frustración de estar allí y no poder ver todas las opciones que el pico podría ofrecernos, localizamos la que creíamos mejor manera y línea para comenzar nuestra vía en el Cao Grande. Se trataba de una fisura muy roma y en partes ancha que tras 12-15 metros enlazaba con una gran placa lisa, y ésta al sistema de techos previos a una zona ya mas tumbada y asequible de la pared. Viendo la formación del pico, tratábamos de buscar roca blanca, ya que las partes mas oscuras parecían estar rotas por la acción de las tormentas y rayos formando grandes lajas sueltas, como días posteriores pudimos comprobar. 

Con ésta primera impresión retrocedimos al coche y hablamos con Mito para los días de porteos y quizás poder conseguir  mas gente, ya que no solo el material y la comida íba a pesar, sino el agua suficiente para pasar al menos tres días solos con el Cao Grande. 

A nivel personal era algo que se me hacía muy raro, ya que fué de las pocas veces que salía al monte y necesitaba pagar a alguien para poder caminar por él o intentar llegar a un lugar. En el caso de Sao Tomé y sus montañas, es algo fundamental. De nada valía ir de "gallu" y tratar de hacerlo solo. Perderse en la selva es fácil y muy peligroso, ya que es imposible tener referencia alguna una vez te adentras en ella, la deshidratación es tal que es muy importante calcular el agua para las horas de actividad, y no decir nada de entre otros peligros, la cobra preta. Otro dato importante y a tener en cuenta, es que a penas hay mapas. Los pocos que hay y que tuvimos el placer de disponer de ellos, tan solo valen para ubicarte en la isla, para guiarte por el "mato" necesitas a alguien de allí y que esté de ello claro....
Comenzando los porteos
Tras este primer contacto, volvimos a casa a descansar y planificar de nuevo todo, ya que había cosas que iban a cambiar por completo nuestros planes iniciales . En Sao Tomé es casi imposible predecir el tiempo, aunque de algún dato o fuente nos teníamos que fiar, estudiamos bien las previsiones de próximos días, y dejamos la escalada para la que creíamos o parecía ser, una ventana de dos días de sol, y otro de poca lluvia.

Mientras llegaban esos días que parecían ser buenos, aprovechamos para hacer otras actividades que aun con lluvia eran viables, éstas las relataré en su correspondiente post. Un gran condicionante que teníamos, es que llevábamos el mismo material para todo, con lo que había que ir acabando proyectos uno por uno para poder disponer de todo el material para el siguiente, en especial las cuerdas. Aquí no hay tienda de montaña o lugar donde puedas reponer o comprar material en caso de rotura o que lo dejases instalado en algún lugar. Por otro lado, también nos sentamos a analizar los riesgos y sus posibles consecuencias, para nosotros una de las partes claves de la aventura. El principal temor además de la cobra preta, eran las tormentas eléctricas y la caída de piedras o desprendimientos.  

Llegó el día de marchar, el buen tiempo aparecía en la isla y la motivación era cada vez mayor según se acercaba el momento de partir hacia el Pico. Organizamos todo el material, comida y bebida en 6 grandes mochilas. Reconocer que las nuestras pesaban menos ya que ese mismo día de porteo, teníamos intención de empezar a abrir al menos un largo, y había que llegar descansado, en especial cuando el día antes exploras un barranco y sales de el por los pelos, como también relataré en otro post....
Llegamos de nuevo al poblado, donde nuestros porteadores nos esperan junto a personas que iban a trabajar a las plantaciones. A nuestra llegada todos nos observan con caras curiosas, seguro pensando que estábamos locos, o como allí dicen "doidos". Mito, Ander, Charito e Hilario nos esperaban con sus ropas, botas de goma altas, machetes y algún rifle, que llevaban para si cuadraba, cazar algún macaco.

Repartimos mochilas y al ritmo de "tra tra"... palabra que nuestro guía Mito no dejaba de decir y que significaba que todo estaba bien... nos topamos con la primera sorpresa en el camino, una cobra preta que Mito en un abrir y cerrar de ojos, mata muy hábilmente  con el machete, y sigue caminando como si nada. Nosotros solo hacíamos que mirarnos y pensar, Joder! a ver quien entra ahora en el mato.

Tras dos horas de camino, muchas risas, chistes que a la "española" les contábamos y gracias a que Hector chapurrea Portugués, o como el dice "Portuñol".... llegamos de nuevo a la base del Cao Grande mucho menos cansados que el primer dia (se notó la aclimatación y estancia en la isla) y nos despedimos de nuestros porteadores tras compartir comida y bebida. Allí quedábamos solos montando la tienda y porteando el material hasta el comienzo de la vía para antes de meternos a nuestro "chalecito" intentar abrir al menos un largo y ganarle tiempo y metros a la pared.
Aquí comenzó a apertura de dos Astures en el Cao Grande
Comenzamos los primeros metros de "Principau d´Asturies", creo que sobra explicar el porque del nombre...... Primer largo que cuesta mucho  empezar y que tras ver la formación de la roca y lo patinosa que estaba, dejaba claro que iba a escalar mas en estribos que en libre. Friend a friend vamos ganando la fisura de entrada hasta llegar a la primera parte donde vemos ya lo rota que estaba la roca. Por seguridad y ya que los seguros emplazados hasta el momento no eran muy buenos, colocamos el primer expansivo para afrontar una sección de gancheos y seguros muy precarios entre "lajillas" finas y huecas solo aptas para micros hasta llegar a uno de los momentos mas comprometidos diría de toda la escalada.

Mazeando el típico clavo "salvador" y con un buen sartenazo en caso de caída tras una larga sección de gancheos, caída que seguramente me dejase cerca del suelo por lo precarios de los seguros pese a haber escalado ya unos 25 metros...., la maza se rompe y veo como mazazo a mazazo la cabeza se va despegando del mango, el clavo estaba a medio meter, y sin valor para colgarme aún de él, acabe cogiendo la cabeza del martillo y desollando los nudillos de mi mano derecha, conseguí meter un poco mas el clavo, colgarme y ya que aguanto, poco mas arriba montar la primera reunión de lo que seguro sea un A3 que para empezar, me "puso las pilas" e hizo que la señal de alerta y cuidado se encendiese en la cabeza. El lugar no era el mejor para tener un percance. aquí no hay 112, ni GREIM, el hospital "mete miedo" y es cuando te acuerdas de "que buena es nuestra seguridad social" y nuestro servicio de rescate.
Maza rota en el primer largo de A3
¿Que buen comienzo de escalada eh?.... con la maza rota y sin otra de recambio parecía acabar con nuestro "sueño" del Cao Grande. La tienda mas cercana estaba a unas 9 horas de avión y 600 euros de coste. ¿Porque no llevábamos 2? sinceramente porque ni teníamos, ni conseguimos otra antes del viaje o que ostias!, ni dinero para ello.

Tras un momento "Zen" entre una mala ostia indescriptible mezclada con frustración.... utilizamos la cabeza por primera vez y tratamos de llamar a nuestros amigos de la ciudad. ¿problema? si... el problema es que el único lugar donde había cobertura, ésta mínima....., era la pared. Héctor me pasa el teléfono y tras moverme de lado a lado de la reunión en busca de una mísera raya de cobertura, ésta se enciende pero pronto se va a causa del aire. Con todo esto, empieza a llover y ya solo faltaba que nos cayese la pared encima, por decir algo.

Tras unos minutos de espera y paciencia, logro coger cobertura de nuevo y llamo a nuestros amigos de la ciudad. Les cuento lo ocurrido y que por favor, le digan a Mito si tiene y nos puede acercar un martillo o algo que se le parezca por la mañana a primera hora, le pagaríamos lo que fuera. Tras colgar y esperar respuesta, la señal no llegó y bajamos al suelo ya anocheciendo en busca de nuestro refugio y esperar al día siguiente a ver, si Mito recibió el mensaje, si tenía un martillo y porque no, si tenía tiempo y ganas para subirlo a primera hora.
Nuestro vivac
Tras bajar, colocar el material y dejar todo ordenado para el día siguiente, nos damos cuenta que ya es de noche, y que nuestros frontales estaban en la tienda, ya que contábamos volver con mucho tiempo de luz para seguir colocando cosas en la tienda.

El comienzo de vía estaba tan solo a escasos 5-10 minutos de la tienda, pero de noche y con tan solo la luz del teléfono, caminar esos escasos minutos parecían horas, por y con perdón, un acojone tremendo por toparnos con una cobra preta, no verla y correr el riesgo de tocarla o pisarla. Menuda fibrilada hasta llegar a la tienda, como siempre digo en este tipo de situaciones, era para habernos grabado y descojonarnos después en casa de como dos personas van a un "paso por hora" con unas caras que seguro eran para generar mucha risa, claro ajena.

Llegamos a la tienda, eran las 6:30 de la tarde y nos quedaban casi 12 horas de soledad en la selva, con la esperanza de ver a Mito a la mañana siguiente, con cualquier cosa que se parezca a un martillo, pesase lo que pesase. Nos metemos en la tienda, y tras cenar, hidratarnos y hacer un poco el tonto con videos y chistes malos, empieza a llover de una manera que en la vida habíamos visto, o mejor dicho oído. Con la lluvia, se escuchan piedras caer de la pared y de vez en cuando algún trueno. Sin salir de la tienda, vemos que la ubicación de ésta, debajo de un extraplomo de la pared, es eficaz y a penas nos mojamos. algo tenía que salirnos bien joder!
Solo nos quedaba reir y hacer chistes ante tan largas esperas 
Pero la lluvia no fue lo peor.... lo peor es estar en un lugar donde lo mejor que te puede pasar es que te entre el sueño y duermas hasta el día siguiente, tanto por el descanso como por el tiempo de espera, a veces interminable. En ese momento, cuando te notas cansado y ves que de un momento a otro te vas a dormir, aparece un grillo de no se... ¿4 kg? por lo menos viendo el ruido que hacía... dios mio! en la vida un animal me sacó, al igual seguro que a mi compañero, tanto "de quicio" como este p. grillo. Decir que también se escuchaban muchos otros ruidos, pero el grillo sin duda, les quitó todo el protagonismo.

Sin saber cuanto o directamente si dormimos, amanece y casi por sorpresa, tenemos delante de nuestra tienda a Mito, que alegría joder!. Le explicamos todo lo que pasó, sin saber claro si nos entendió jajaja.... y nos muestra el martillo. En aquel momento no te paras a pensar si es de back diamond, petlz, cassin.... de si pesa mucho o poco, de su pegada, o de lo que a veces perdemos el tiempo en hablar encubriendo nuestras carencias y siempre buscando la comodidad por encima de realmente para que lo queremos. Aquello era un martillo sin mas. Con el se podían clavar puntas asi que macear clavos también. Era una barra de hierro soldada a una cabeza de martillo, donde lo que mas me preocupaba no era el peso, que pesaba de cojones.... sino de como meterle un cordino para engancharlo y que no se cayese al suelo.
"La maza de Mito"
Tras "apañar" un cordino al martillo, nos pusimos de nuevo manos a la obra, y en compañía de Mito, que quería ver como escalábamos, comenzamos a jumarear por las cuerdas fijadas el día anterior y seguir con la apertura. La cara de Mito era un poema, estaba asustado de como subíamos por las cuerdas... lógico ya que en la vida había visto algo parecido, y mas aún si subes con material y técnicas de espeleo.

Tras enlazar con el final del día anterior, continuamos metro a metro bajo una lluvia que por suerte y en muchos tramos no nos caía gracias a la gran bóveda en la que estábamos, pero que sin duda complicaba todo mucho mas. De nuevo jugando con los estribos y ganchos, abrimos zonas de A2+ muy mantenidas sobre roca muy mala.

Tras unas horas duras y psicológicas la escalada avanza mas rápido de lo que pensábamos y comenzamos a "petatear" todo el material hasta un punto, desde donde haríamos el ataque a cima. Tras haber escalado la parte mas dura, técnica y clave, dejamos todo listo para al día siguiente meterle el ataque a cima.
En mitad de uno de los largos de A3
Regresamos de nuevo a la tienda, esta vez con luz aunque ya llevábamos frontales, y de nuevo comienza a caer una tormenta aún mayor que la del día anterior. Otra noche bajo el agua, de nuevo en compañía del grillo y donde a penas descansamos ni dormimos, en ciertos momentos por miedo ya que cada vez caían mas piedras de la pared, y algunas se escuchaban cerca.

Según el planteamiento de la escalada, al día siguiente al tiempo que esperábamos meterle el ataque a cima, subirían los porteadores para recoger todo y marchar, o en caso de no acabar, al menos bajar un día para reponer comida y bebida, y volver a rematar la escalada, siempre claro en compañía de alguien en el trayecto entre la base de la pared y el coche, ya que aún "conociendo" el camino, no lo teníamos muy claro. 

Amanece de nuevo lloviendo, o mejor dicho llevaba unas 12 horas sin para de diluviar. Desde el punto en el que se encontraba la ultima cuerda fija en adelante ya en terreno bastante sencillo, la lluvia hacia imposible la escalada, mejor dicho el diluvio... por no decir de las continuas caídas de piedras que agravaban aún mas la situación. Tras mucho pensar y valorar la situación, riesgos y demás, nos vemos obligados a desinstalar y dejarlo para otro día, o al menos ver que noticias traían los porteadores a cerca del tiempo.
Cria de tarántula endémica que se nos coló en la tienda, según ellos mortal
Los porteadores  llegan a la hora acordada con una mojadura importante, llenos de barro y una sonrisa en la cara. Nos cuentan que el tiempo vendrá peor aún y que definitivamente la época de lluvias se estaba instalando en la isla. Frustrados por ver algo tan cerca, en especial tras haber echo lo mas difícil....., pero con la tranquilidad de saber que aquello seguiría allí y que solo era cuestión de esperar, desmontamos todo y volvíamos de nuevo a la "civilización". Que cerca estuvimos joder!

Desmontando la tienda tuvimos otra de las grandes sorpresas de la isla o nuestra estancia en Sao Tomé. Antes de ir y buscando información a cerca de especies peligrosas de la isla, nos informaron de que había una tarántula endémica, que parecía ser venenosa y en muchos de los casos mortal. Si con la cobra preta tuvimos suerte de verla hasta en 9 ocasiones, con la tarántula no sería menos.

Durante la última noche y eso que por miedo nos costaba salir de la tienda incluso para ir al servicio, Héctor  en una de las ocasiones que salió, vio en la pared muy cerca de nuestra tienda un par de arañas gigantes, mas o menos del tamaño de nuestra mano (hay videos). Como siempre pasa, ves una araña "rara" y ya piensas que es la "mala". Tras enseñar los vídeos y fotos a nuestros porteadores en el momento de su llegada, nos confirman que esas arañas no son malas ni están relacionadas con la tarántula, pero que sin embargo una que se nos coló en la tienda la última noche (creemos) y que vimos desmontando la tienda, si era la tarántula de la que hablaban, concretamente una cría y ahora no recuerdo que nombre le daban. Según ellos (otra cosa es que sea una leyenda) la tarántula cuando te pica, hace que tengas mucha necesidad de beber, y cuando bebes el veneno actúa mas rápido y puedes morir.... ¿será verdad? esta historia nos la contó mas gente de allí.
De derecha a izquierda: Charito, Ander, Mito, Hector, Hilario y yo
Tras recoger y de nuevo repartir peso y mochilas, descendimos entre la lluvia, el barro y por suerte, con el nivel del río aún "apto" para poder cruzarse, algo que ya intuíamos al ver que los porteadores pudieron venir.

Finalmente y ya que a lo largo de nuestra estancia el tiempo no mejoró, y además comenzamos otros proyectos, la culminación de la vía tendrá que esperar hasta nuestra próxima visita y en época seca, esperamos sea éste próximo año. Como siempre digo, hay cosas que no se pueden controlar y que forman parte del "juego", el problema en esta ocasión es estar escribiendo esto a dos días de viaje y mucho dinero de una vía sin acabar.... aquí solo sería cuestión de levantarte un día cualquiera de buen tiempo, y acercarte para acabarla. Lo bueno, es que además de otros, es un muy buen motivo para volver. 
De momento solo pinto la línea de nuestra vía sin detallar largo por largo ni equipamiento ya que es una cosa que no me gusta hacer, sin antes acabarla o tener la certeza de que un día cualquiera, pudiésemos volver en solo dos horas a pié y acabarla, es una manía personal..... de momento queda como proyecto.

En breves, publicaré el siguiente post. En esta ocasión, estará relacionado con los barrancos y ríos que exploramos.

6 comentarios:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de ruta o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    plantararboles.blogspot.com.es
    Se trata de un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando semillas producidas por los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región
    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar
  2. Joder Víctor, navegando por la red, de repente, veo por primera vez una foto de éste pedazo de pepino, y al quedar flipao con la imagen busco un poco por ahí..¡¡¡y me sale un enlace a tu web!!!

    Qué alegría saber de tí, y en una pedazo de AVENTURA, enhorabuena.

    Un abrazo tío, y gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal makina!!!! cuanto tiempo tio..... pues si... ya ves ONDE NOS FUIMOS!!! a ver si un dia nos vemos y charlamos... ya veo en tu blog que no paras!! una abrazu compañeru y a seguir a tope!!! espero que coincidamos por ahi ya!

      Eliminar
  3. Hey guys,

    I just got back from Pico Cao Grande and saw part of your line. We established on about 60m to the right of yours. I would love to know more about your experience and line. Please email me GazLeah@gmail.com

    ResponderEliminar
  4. Parabéns pela vossa realização. Abraço e saludo desde Lisboa! :)

    ResponderEliminar