martes, 13 de enero de 2015

Torayas y el Llambrial de la estaca.... Otra manera de ver el Cares (Parte 1)


Croquis de parte de la ruta, sacado de http://laspresillas-andoni.blogspot.com.es
Tras unos cuantos días de tapia, maza, petates y jornadas donde acabas con los riñones a "caldo" en compañía de Eudardo Díaz y Guillermo "Children", decidimos aprovechar el que parecía ser último día de sol y sin precipitaciones, de unas semanas atípicas para la época del año en la que nos encontramos. La idea era salir al monte a patear y conocer algún camino de esos poco frecuentados, que forman parte de la historia del pastoreo local, y que en otros países se considerarían caminos equipados, o sin mas, ferratas. Claro está, no como las que hoy en día conocemos y esperemos, que nadie tenga la gran idea de destruir este tipo de senderos e historia local, simplemente hay que frecuentarlos y mantenerlos tal cual están.
Comenzando la canal de Saigu por un camino alterno a la riega.
El destino fué la garganta del Cares. La garganta del Cares es mas que conocida a nivel mundial por la ruta del Cares. Sin embargo, en sus alrededores esconde caminos alucinantes, en ambas vertientes, que recorren un terreno que desde la senda parece infranqueable y cuanto menos peligroso. Son muchos los caminos y pasos que pastores locales se vieron "obligados" a crear y buscar, siempre por necesidad y para que el ganado pudiese pastar, o simplemente, se ahorrasen horas de caminata en sus rutinas diarias de trabajo. Por donde hoy en día tratamos de pasar bien equipados, a veces entrenados y creyéndonos que somos la con perdón "ostia"... ellos pasaban con sus pantalones de pana atados con un cordel, camisa de cuadros y poco mas.... alucinante!.
Canal del Saigu
De entre todos los pasos y caminos existentes, decidimos intentar conocer el "Llambrial de la estaca" que comunica la canal del Saigu con las "Envernadas" y de ahí, poder tomar dirección de nuevo al Cares, o sin mas, bajar a Camarmeña tras pasar por la bonita majada de Ondón. Desde hace ya unos cuantos meses, tanto Eduardo como yo teníamos ganas de conocer este camino, por fin, se dio el día "ideal" y pudimos disfrutarlo, en compañía también de Guillermo Children.
Guillermo "Children" en mitad del la canal del Saigu
Antes de contar nuestra aventura, destacaré que para este tipo de actividades, las cuales no sabría encajar en una modalidad en concreto de las hoy en día existentes... es muy importante planificar y preparar bien el día. Teniendo en cuenta las características y exposición del terreno, es muy importante elegir un día bueno, donde el terreno esté lo mas seco posible, y la vegetación lo mas baja. También, ir en una época donde por "naturaleza" sea mas difícil de encontrarnos con vívoras, ayuda y tranquiliza mucho, ya que es frecuente meter la mano en cantos y tapín para poder progresar donde no sería dificil encontrarse con este pequeño y peligroso animal. Por último, calcular la luz en función a las posibilidades de cada uno es de sobra importante. Nosotros elegimos el invierno, donde la vegetación esta baja, a penas hay vivoras visibles. Los contras y aunque de sobra da tiempo, la escasa luz y la humedad del terreno que hace difícil caminar por sedos y terrazas herbosas. Nosotros y aunque el día antes llovió, lo encontramos relativamente seco.
Pequeña aguja que marca la entrada al Llambrial de la estaca
Aunque sin madrugar mucho por motivos personales, salimos de Poncebos a eso de las 10:45 h tomando la senda del Cares en dirección a la Canal del Saigu. Como poco mas puedo aportar de la senda del Cares de todo lo que ya se sabe y conoce, iré directamente al grano. Pocos metros antes de llegar a la Canal del Saigu donde ésta y en forma de riega cruza la senada del cares, sale un camino muy marcado que de manera mas cómoda y rápida accede a la canal que si la entrásemos desde la propia unión de ésta con la senda. A cada paso que damos, el camino se va perdiendo o es menos visible a lo largo de la canal. Lo importante es tratar de ganar altura por el margen derecho según subimos y evitar el pedregal.
Recorrido del Llambrial de la estaca, parte clave de la travesía.
Mas o menos a la cota de 900 metros, nos encontraremos en la parte derecha con una peculiar aguja triangular, donde se encuentra la entrada al Llambrial de la Estaca. Para comenzarlo, subiremos un poco para entrar en travesía por su lado izquierdo (se ve camino) por una ladera herbosa algo patinosa hasta llegar a un pequeño collado. En el collado veremos un cable viejo fijado con herraduras a la pared, pa flipar! este cable "asegura" una travesía no difícil pero para ir muy atento, hacia unas gradas donde comienza la parte clave del Llambrial de la estaca. Aunque las fotos no lo reflejen, hay una caída importante.
Travesando hacia el collado de la aguja, donde están las herraduras
Tras llegar a las gradas una vez superada la corta pero psicológica travesía, comenzaremos a subir prácticamente escalando en un mixto de roca y tapín por el Llambrial de la estaca. En la parte clave o paso mas complicado, hay una estaca con un clave, la cual está completamente suelta, asi que ojo y no fiarse de ella.... tras ésta, hay otro cable corto algo mas seguro pero que no pudimos ver a que estaba fijado, por si acaso, no lo utilizamos y aprovechamos la roca para con mucha tranquilidad y calma, superar el paso y llegar a una gran huerta con varios covachos.
Guillermo y Eduardo antes de la travesía hacia el llambrial
Por desgracia, en este punto, nuestro compañero Guillermo que ya venía algo enfermo de gripe, no pudo continuar al no encontrarse muy bien, con lo que retrocedió y continuamos Eduardo y yo.... en luagres como éstos, es importante darse la vuelta a tiempo, algo que sin duda es un triunfo, mas aún si no te encuentras bien y donde necesitas todos los sentidos a tope para poder progresar con seguridad. Sin duda, volveremos para recorrerlo todos juntos.
Eduardo tras cruzar la travesía
Tras una parada a hacer fotos, disfrutar de las vistas y ubicarnos sobre el terreno, cosa que en lugares así es muy complicado, continuamos el "camino" en busca del Llambrial del Gargoriu, para mi la parte mas comprometida ya que en ese punto hay que buscar un paso de bajada, cosa que al menos en mi opinión y siempre sobre las mismas características, es mas difícil que hacerlo de subida. bajar siempre es mas difícil que subir... ver el paso aun mas.
Eduardo en el paso clave del Llambrial, justo donde está la estaca
Ultimos metros del Llambrial de la Estaca antes de llegar a las huertas
Un enorme puente de roca en las Huertas del llambrial
Tras cruzar de manera casi horizontal la gran terraza, llegaremos a un punto donde tendremos que subir (izq) una canal herbosa hacia un pequeño collado en la parte superior y derecha de esta (foto inferior)  De ahí, llegaremos de nuevo a una "playa" donde tendremos que buscar el Llambrial de Gargorio.
Canal de subida en busca del Llambrial de Gargoriu
En busca del Llambrial de Gargorio, dimos varias vueltas por diferentes zonas y encontrándonos resaltes infranqueables hacia una gran terraza a la cual tendríamos que llegar para posteriormente, acceder a la cresta por terreno ya sencillo. Tras subir y bajar un par de veces, encontramos un lugar por el que poco a poco des trepamos sin muchas complicaciones y encontrar una pequeña repisa herbosa donde parecía verse un rastro de camino. Lo continuamos y llegamos de nuevo a un resalte que parecía ser complicado de bajar, o expuesto. Sin muchas mas opciones tras haber dado varias vueltas, decidimos des trepar el resalte, al final mas sencillo de lo que parecía, aunque se acercaba mas al IV grado que a un destrepe sin mas....
Canal de Llamoro, Cuetu Argumoso, Fuentes de la Rama y Eduardo
Descendiendo hacia el paso clave del Llambrial de Gargorio
Ultimos metros descendentes  del Llambrial de Gargorio
 Tras superar el Llambrial de Gargorio, tan solo quedaba acceder a la arista ya por terreno sencillo y de ahí, al Galastrón por las traviesas de Toraya. En busca de la arista, cruzamos un pequeño bosque donde los pequeños pero duros árboles hacían dificil el paso. En este punto parece que hay dos opciones, una caminando por la derecha de una especie de hombro, y otra por la izquierda, por donde nosotros fuímos y que tras subir un poco, des trepamos una corta chimenea-canal muy entretenida y sencilla que nos depositaba en terreno ya muy seguro al pié de la cresta
Recorrido aproximado del Llambrial de Gargorio
La cresta es mas una trepada por laderas y bloques que una cresta como tal, tan solo la última parte que con mucho ambiente, parece ser una cresta. Entre zonas caminando y cortas trepadas llegamos a una especie de cumbre donde el ambiente es impresionante y se pueden divisar ambas vertientes. Desde la cumbre y ya por terreno sencillo accederemos a las traviesas de Toraya y tras cruzarlas, al Galastrón
Cresta y traviesas de Toraya
Eduardo comenzando la cresta con el galastrón, nuestro objetivo de fondo
Eduardo en la parte final de la arista, con el macizo occidental de fondo
Traviesas Torayas hacia la cueva la traviesa
Las traviesas de Toraya donde encontramos un bonito rebaño de cabras, se cruza caminando por una amplia terraza que finaliza en la cueva la traviesa. Parada para beber algo y hacer fotos, aunque la luz era muy mala, una pena.... y comenzamos a subir un paso tan peculiar, como bonito, el Galastrón.
Cueva la traviesa
Paso del Galastrón (izq) cueva la traviesa (dere)
 Tras el Galastrón, nos desviamos hacia la majada de Ondón, y de ahí cogimos la canal de Bobia para bajar de nuevo al Cares, por la canal de Pandu que cogeríamos a media canal de la Bobia
Vistas desde Ondón
Comenzando la canal de Bobia, con el Ariscu Sonllanu, Duje y Main de fondo
Bajando la cabal de Bobia, con las siempre espectaculares vistas y a la altura mas o menos de la Rasuca, nos desviamos hacia la derecha para coger un paso entre unas ruinas de cabañas y así, acceder a unas laderas que tras destreparlas entre bloques y sin camino evidente, nos depositasen en la canal de Pandu, por la cual Eduardo ya había pasado, y sin embargo para mi era la primera vez, y así concluiríamos un recorrido cuanto menos "unico".
En busca de la canal de Pando
Canal de Bobia y la Rasuca
Crimienda y Sonllanu
Tras descender la canal de Pandu, sin duda lo mas engorroso de la actividad, aunque merece la pena concerla.... llegamos al canal del agua y de ahí, cogimos el camino que comunica Camarmeña con la seda para retroceder y llegar a la misma. En poco mas de 10 minutos por la senda, llegaríamos al coche.
Comenzando la canal del Pandu
Tras un día como este, se pueden sacar muchas conclusiones. Recorrer caminos de este tipo, que gracias a toda la información que aunque comparándola con la de otras zonas sea muy escasa, aun es una ayuda que junto al material, entrenamientos, etc... facilita mucho el poder realizar estos itinerarios. Imaginarse como pastores, hace ya unas cuantas décadas diseñaron y cruzaron caminos como éste, es increíble y para quitarse el sobrero, sin mas, era lo que hacía la necesidad... pero ojo! la necesidad de verdad.

Muchas veces, cuando se cuenta la historia de Picos, no en todos los libros, ya que afortunadamente hay autores que aun respetan y valoran mucho la acción del pastor sobre la historia.... parece que lo mas relevante es el alpinismo, escalada en roca, o actividades similares. Si embargo, todos los caminos que llevan a lugares donde poder realizar estas actividades, se han creado gracias a los primeros exploradores, los pastores, muchos de ellos desconocidos a la mayoría, de los que creemos conocer los Picos.

Sin lugar a dudas, o al menos para mi como aficionado a la escalada y alpinismo... no hay ni habrá medio mas expuesto, delicado y técnico que las garmas, sedos y caminos armados de pastores, donde no es posible fallar. Tan solo hay que ver cuantas veces se repiten o visitan ciertas vias de escalada, corredores o cumbres, y cuantas veces o personas acceden a lugares así. Quizás sea la falta de interés, o el miedo a enfrentarse al monte en su estado mas puro y salvaje, sin material alguno y  para lo cual quizás no estemos tan preparados, al menos desde el punto de vista mental, donde repito, no hay fallo posible.... como para subir por paredes verticales o pendientes de hielo fuertes que a día de hoy, se relaciona con el lado mas extremo de la montaña.

Que gracia me hace, cuando familiares o conocidos cercanos, que se pelearon por esos montes sacando y cuidando ganau, o cruzando valles en periodos de sus vidas hace ya muchos años, dicen que eres un atreviu por las paredes que subes, barrancos que bajas o torcas que desciendes....en fin... que grandes eran!

Por otro lado, cuanto ha cambiado la vida del pastor...... y cuanto nos queda para conocer los Picos de verdad.

2 comentarios:

  1. Brutal.... mui, mui guapu. Que difícil ye conocelo too en Picos y eso que ties la suerte de vivir cerquina y trabayar nello...y aún así... falta tiempu pa siguir y conocer tolos "caminos" pelos que movíense los pastores.

    Perguapu reportaxe... con envidia de la sana jeje

    Un saludu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Berto!! la verdá ye que es una zona y actividad acojonante!! como muchas mas que hay en el propio desfiladero ocultas a la popularidad de otras actividades... a ver si un dia nos engarmamos por ahi juntos!! Un abrazu compañeru!!!

      Eliminar