viernes, 13 de marzo de 2015

Espolón del Gállego, Peña Ruaba este.


Último día en Riglos, y lo bueno se acaba. Para despedirnos y ya que tras la escalada teníamos que regresar a Asturias, lo que se traduce en unas 6 horas y media en coche.... no tocaba otra que elegir una vía "rápida" y así poder hacer el viaje de regreso mas tranquilo. De nuevo, decidimos visitar Peña Ruaba, ya que los mallos de Riglos se volvían a quedar un tanto lejos de las aspiraciones en general, del grupo que íbamos. Como lo importante es disfrutar y compartir cuerda con amigos, pues hicimos una de las grandes clásicas de la pared de Peña Ruaba, el "Espolón del Gállego".
Croquis de la vía
Aunque la idea era madrugar, por una cosa o por otra.... salimos bastante tarde del refugio, lo que hacía tener que acelerar la actividad y no perder mucho tiempo. En esta ocasión y por una indisposición de Guillermo Children, hicimos una cordada de tres. Kike, Mikel y un servidor. Tras mirar diferentes reseñas de la vía, con diferentes graduaciones y especificaciones, partimos hacia la pared. La reseña que cuelgo está con los grados que a nosotros nos parecieron tras escalar la ruta.
Inicio de la vía
El "Espolón del Gállego" es seguro una de las grandes clásicas de peña Ruaba. Una línea muy estética y con mucho ambiente, permite contemplar los mallos de Riglos desde otra perspectiva, quizás la vista mas bonita de éstos que haya disfrutado nunca. Para aproximarnos, tras pasar el pueblo de Murillo de Gállego en dirección Pamplona, cogeremos una pista a la izquierda de tierra a unos 2 km aprox pasado el pueblo. Continuaremos por la pista escasos 5 minutos para dejar el coche en un amplio llano justo donde la pista se pone peor o mas trialera.
Kike llegando a la R2
Tras dejar el coche, continuaremos por la pista prácticamente hasta el pié de la vía. tan sólo los últimos 10 minutos de aproximación, se hacen por un sendero muy bien marcado, en total, unos 45 minutos desde el coche hasta el pié de vía. Destacar, que minutos antes de llegar a la base de la pared, llegaremos a una especie de hombro con hitos en dos direcciones, para la escalada cogeremos el desvío de la derecha que baja ligeramente, ya que el de la izquierda corresponde a la aproximación de otras vías, y descenso de ésta tras los rápeles de bajada.
Kike llegando a la R5
El inicio de la vía, en una especie de rincón entre árboles, está marcado por una cinta naranja alondrada en la primera chapa (foto). Mantenida en el quinto grado, su dificultad varia en función a los croquis que consultemos, en alguno de ellos, hasta ponían pasos de 6a+... a nosotros no nos dió esa sensación para nada, ya que como mucho, podría tener un pequeño paso de 6a aislado, el resto, entre el IV+ y el V+
Una vista diferente de los mallos de Riglos, junto al rio Gállego
La vía como no, está chapada y tan sólo se necesitan cintas. Las reuniones, equipadas con cáncamos, están "preparadas" para rapelar, según me pareció sin problemas ya que la línea es bastante limpia y las reuniones están muy alineadas. Los largos no son muy largos, de unos 30 metros, con lo que nosotros empalmamos casi todos los largos L1+L2, L3, L4+L5, L6+L7, L8+L9 y L10. (L3 hace mucha "s")
Mikel antes de llegar a la R5
La roca me pareció muy buena y limpia, se nota que seguro mucha gente la repite. Los pasos están muy bien protegidos y ademas de chapas hay algún cordino que para aquellos que vayan justos de "coco" pues puede ayudar algo. Para mi, la parte mas bonita es la central, donde empalmamos los dos largos mas duros de la vía, largos de placa en conglomerado con pasos muy bonitos y estéticos. El resto es muy homogéneo. Tan sólo la salida del octavo largo tiene algo de roca suelta en alguna entosta dudosa, que es mas la apariencia que la realidad, ya que aguantó todo.
Vistas 5 estrellas de pirineos
Tras escalar el espolón, se nos presentaron dos opciones. Seguir por el Espolón Fuertes en tres largos mas bastante sencillos y no tan limpios como los anteriores, o bien, descender por un sistema de rápeles y pasamanos a la base de la pared. ya que teníamos muy poco tiempo y empezamos el día muy tarde, pues bajamos por los rápeles y para el coche!. En total disfrutamos de 250 metros de bolos muy diferentes a los mallos de Riglos, en muy buena compañía y muchas risas, así si presta!!
Mas vistas 5 estrellas de pirineos desde gran parte de la vía
Aquí dejo mas fotos del día. Ahora a continuar por los Picos con el buen tiempo que nos acompaña, y poco a poco ir cerrando proyectos, que espero en breves pueda contar!
Mikel en mitad del L7, uno de los mas bonitos
Kike y Riglos
Mikel en el último ráppel, y fin!

No hay comentarios:

Publicar un comentario