domingo, 22 de noviembre de 2015

Boulder en Cabrales, un sector con mucho encanto!!

Cambio de tercio, sin dejar aun lado la roca y escalada.

Desde que creamos el rocodromo de la Robellada, muchos se han iniciado ya en la escalada, y mas concretamente en el Boulder. Uno de ellos, un amigo de toda la vida, Gerardin.... Hasta se compro un craspah con la motivación. Solo quedaba estrenarlo y empezar a disfrutar de la roca natural, que sin duda es otro rollo
Hace ya unos cuantos años, abrimos y limpiamos unos cuantos bloques en la zona de Tielve. Creo que no fuimos los únicos, ya que en sus alrededores hay hasta alguna vía equipada en los bloques mas grandes

Un compañero de trabajo y yo compramos un craspah cada uno y buscando zonas cerca de casa donde "descubrimos" a modo personal, un lugar idílico y muy bonito donde poder disfrutar de la colchoneta y con nuestras limitaciones técnicas, hacer los bloques que pudiesemos. Como los hay muy fáciles, pues.....
Desde aquel año donde íbamos casi que a diario, creo recordar allá por el 2006.... No volví a este pequeño paraíso, o al menos con una colchoneta. Ya que encima de este bonito lugar, se levantan grandes paredes también donde algún que otro petate movimos y los que espero quedan por mover.... Allí destaca la aguja de Tielve y el Ariscu Sonllanu.... Que tapias!
Volvimos y de que manera!

Con un tiempo excepcional, hicimos unos cuantos bloques muy variados y de paso, unas fotos aunque no de todos ya que íbamos solo dos y en los mas duros hay que portear jejeje
La zona tiene un potencial enorme. Eso si, hay que acondicionar bien los pies de vía ya que muchos son algo comprometidos, aunque eso es cuestión de tiempo, gente y mucha motivación.
La roca es excepcional y hay una grandisima variedad de bloques y estilos.

Canalizos, placas de adherencia verticales, muros desplomados, techos, ñapas, etc.... Completan un pequeño bosque caótico de bloques encima de la carretera y "oculto" a los ojos del que nunca haya caminado por la zona. Cuantas cosas buenas hay escondidas al lado de un coche o carretera.
La situación es muy sencilla y evidente de encontrar. De la que subimos a Tielve, nos encontraremos con una cascada a la derecha muy característica donde la carretera tiene dos curvas muy cerradas. Tras estas, en el lado izquierdo según subimos se encuentra una zona de grandes bloques y árboles. Encima, la aguja de Tielve entre otras grandes paredes.
Para acceder a pie, tras un par de mi nutos tras la ultima curva cerrada, veremos a la izquierda un gran apartadero y un sendero que sube hacia ese lado del monte. El resto, pues navegar entre caminos de cabras, cabañas y un bosque a veces laberíntico sin ser tampoco muy grande
Aunque algo limpiamos, se escalan ya unos cuantos sin falta del limpiar mucho gracias a que la roca es de primera calidad.
Lo mejor además de la roca, es que hay de todos los grados y bloques perfectos para aquellos que empiezan ya que hay desde mucho canto y no muy verticales, hasta bloques duros donde hay que luchar y hasta descolgarse para descifrar sus secuencias. Alguno se hizo a "vista" Fibrilando bastante por las caídas, a veces algo expuestas y mas yendo con una colchoneta.
Como siempre digo, el monte es de todos y esto esta para el que le interese, mas cuando hay mucho trabajo que hacer. Nunca me gustaron los secretivos aunque respeto toda opinión. El que necesite nas información, pues ya sabe, que me escriba!! Lo mas importante es disfrutarlos y cuantos mas, pues mejor estarán y mas limpios se conservaran.
Por otro lado, Gerardin pudo hacer unos cuantos y seguro volvemos sin tardar ya que le encanto!, aunque llaman nas la atención las grandes paredes de sus alrededores donde ya hay alguna linea empezada, así que..




No hay comentarios:

Publicar un comentario