viernes, 30 de diciembre de 2016

De Bulnes a Peña Main, por la Huerta Treselfuracu, Canaldefresno y descenso de los Arrudos...


Continuando el ·"post" anterior y tras la visita pre navideña al Cares y "escaleru" de Culiembru, celebramos el día siguiente navidad, recorriendo uno de los caminos mas bonitos y espectaculares del entorno de Bulnes.

El destino fué la Peña Morcéu, para intentar acceder a Peña de Main desde Bulnes de la manera mas directa, lo cual no es fácil y a veces parece imposible creer, que por allí hay "camino" y que antiguamente los pastores subían en sus labores cotidianas. Terreno donde sin duda al hombre no le quedó otra que adaptarse a las exigencias y caprichos de las cabras.
Como de costumbre, subimos la Canal del Texu para acceder a Bulnes. Parada en el puente Colines para analizar un poco el recorrido y comer algo. Desde aquí, la vista de esta ladera rocosa de Peña Main es sin duda impactante, teniendo en cuenta que pensamos subir por allí sin arnés ni cuerda alguna. "Solo" las manos y los pies, una idea aproximada de por donde se sube y mucha suerte e intuición serían nuestras armas y recursos para intentar disfrutar y conocer este itinerario salvaje.

Mantenemos nuestra "filosofia" a la hora de encarar este tipo de caminos y actividades, sin ningún tipo de material. Queremos hacerlo como lo hacían antes, pese a que ahora el camino es difícil de seguir, y muchas armaduras han desaparecido. Pese a eso seguimos jugando con ventaja. Si no se puede pues nos damos la vuelta y tan contentos!
Seguimos en un invierno muy seco y cálido para las fechas en las que estamos. Pese a eso, la mañana era fría y muy húmeda, algo que en este tipo de actividades es una dificultad añadida al tener que progresar por zonas de hierba y tirar de "tapin" como si fuese una presa de escalada. No hay que olvidar que el sol ahora va muy bajo y a veces zonas como estas "disfrutan" de muy pocas horas al día de él, con lo que cuesta encontrarlas secas, en ésta época del año.
Desde el Puente Colines, continuamos el camino hacia la "Villa" para metros antes de pasar la salida del Funicular, desviarnos hacia la peña para encarar unos pedreros que nos llevan a la entrada del "sendero". Subimos siguiendo restos de sendero y en poco tiempo estamos en la que se supone, entrada de la subida hacia la "huerta treselfuracu" y "Canaldefresno".
Desde la entrada, podemos contemplar las primeras luces sobre la Peña el Tornu, El Robru y la "travesina" de Anterobru. Muy buenos recuerdos de ambas recordando actividades muy similares a la de hoy. El "reloj" de Bulnes aún esta en sombra con lo que disponemos de unas cuantas horas de luz, pese a que a las 18:00 h es de noche.

Por otro lado podemos ver el furacu aún en sombra, y las primeras huertas y llambrias que tendríamos que cruzar en su busca.
Los primeros metros del recorrido son relativamente sencillos y evidentes. Tomando el furacu como referencia, tan solo teníamos que trazar una diagonal ascendente de derecha a izquierda, sobre llambrias y huertas muy seguras y sencillas de recorrer.
Una de las mejores cosas que este tipo de actividades tiene, son los encuadres y vistas de lugares, que pese a ser muy conocidos y visitados, te ofrecen vistas a veces completamente diferentes a la que estamos acostumbrados, a veces encuentras "la mejor"
Progresamos muy rápido y cuando nos damos cuenta, estamos ya cerca del furacu y podemos ver el que sin duda es el paso clave de la ruta, la "huerta el saltu".

La "huerta el saltu" la forma una pequeña oquedad (cueva) donde te encuentras un resalte aparentemente insalvable sobre una huerta estrecha y vertical. Allí la caída ya es importante y sin duda representa el paso clave de la ruta. Aunque parezca imposible, se pasa por su lado izquierdo en una bonita escalada sobre buenos cantos y escalones artificiales pegados con cemento. La caída y ambiente sin duda impone y claro está no puedes fallar.

Es increíble la audacia e ingenio de los pastores. Aqui Alfonso Guerra, hermano de Rosa "la de la terenosa" allá por los años 60 - 70, colocó una serie de piedras con cemento a modo de peldaños para poder superar el resalte. Lo difícil sin duda no es superar este resalte, es pensar como narices Alfonso colocó estas piedras, ya que incluso para fotografiarlas, tienes que estar en equilibrio sobre a penas dos cantos de pies nada buenos y con una caída insalvable. INCREÍBLE.
Guillermina, tras finalizar la ruta y compartir con ella y su familia un café en Camarmeña en lo que sin duda es uno de nuestros "centros de operaciones", el bar la Fuentina... nos contó la historia de ese paso y de por que se le llama la "huerta el salto"... una historia tan increíble como peligrosa.
Me toca a mi encarar el paso mientras Eduardo se queda atrás para hacer unas fotos del paso. Paso con mucho tiento pese a que hay buenos cantos pero algunos no muy sólidos. En unos movimientos mas típicos de una pared de escalada que de una ruta a pié, estoy en la huerta superior y disfruto de unas vistas de la Villa únicas.
Detrás de mi tengo el furacu, y el desvío hacia la derecha para continuar hacia "canaldefresno"
Turno para Eduardo, que rápidamente resuelve el paso y como yo llega a la huerta flipando.

Tras unas fotos y seguir "flipando" un poco con el paso y las armaduras, continuamos por terreno muy evidente aunque vertical, hacia el punto desde donde tendríamos que girar a la derecha para ascender hacia "canaldefresno" en una diagonal ascendente opuesta a la que nos hizo alcanzar ese punto. Por otro lado estamos al pié del furacu y como no, allá que fuimos.
Pese a que parecía fácil, la subida a la" huerta treselfuracu" tiene su cosa. El terreno parecía mas tumbado de lo que nos encontramos, alternando zonas de hierba con resaltes de roca algo delicados. Tras subir con mucho tiento, estamos en la "huerta treselfuracu", sin duda un lugar único al que siempre quise llegar, y por fin lo conseguí.

Desde la huerta, podemos ver hacia la canal del Texu la zona de Pimalbas y la "travesina" de Anterobru.
Al otro lado, por el que vinimos... el sistema de huertas y llambrias que hacen poder llegar aquí, al igual que la continuación hacia "canaldefresno". Pena no haber dispuesto aquí del gran angular.

De nuevo y poco antes de llegar a la "huerta treselfuracu" encontramos restos de armaduras y piedras pegadas con cemento. En los últimos metros de escalada, la canal se va cerrando tanto que se convierte en una especie de chimenea tumbada, por la cual se sube y baja sin problemas escalando en oposición. En los últimos metros encontraremos un bloque empotrado que nosotros no usamos por si acaso se desprendía. Nuestra sorpresa fue ver como por los lados del bloque, pegaron piedras para reforzarlo ya que seguramente lo usaban para subir a la huerta, surealista....
Bajamos de la huerta por el mismo camino hacia el punto desde donde hay que girar la ascensión hacia "canaldefresno". La bajada resultó delicada y de nuevo sin fallo alguno, una caída de nuevo sería insalvable y el terreno sin duda engaña mucho, no es nada fácil.
Estamos de nuevo en el punto desde donde comenzamos a ascender hacia la "huerta treselfuracu" y tocaba cambio de sentido. Ahora tendríamos que trazar una diagonal ascendente de izquierda a derecha comenzando por unas terrazas y huertas verticales en busca de unos avellanos, sin duda son una referencia muy importante.
Vistazo atrás, y a mirar la hora en el "reloj" como lo hacían antes allí.
Salimos de la zona de avellanos por terreno evidente y vertical, con divertidas trepadas sobre roca muy buena, aunque como siempre con mucho tiento.
De nuevo tenemos un vacío a nuestros pies importante y cuando nos damos cuenta, damos vista a "canaldefresno".
"Canaldefresno" es una gran canal de argaña un tanto incómoda de subir, y con calor muy agobiante. Hay que cruzarla con tendencia a la derecha para buscar y dar vista a una salida muy evidente a la izquierda del "Paré el Texu". El terreno es evidente y en muchas ocasiones se puede subir por cualquier lado, pese a que aún hay restos de camino o huella.

De nuevo las vistas y encuadres son brutales, pena la luz... aquí se ve "el castillo"
y como no la "Villa", aún en sombra.
Seguimos ascendiendo, y un pequeño cabrito nos marca el camino encontrando una armadura de piedra. además de algunos agarres tallados en la roca. Nos paramos un rato ya que el cabrito intentaba subir con su madre, estando a punto de caer varias veces. Esperamos para no asustarle hasta que logró subir. Nosotros fuimos después.
Tras la armadura, seguimos trepando por terreno relativamente fácil, muy buena roca pero sin oportunidad a fallo.
Llegamos a Canaldefresno y las vistas son brutales, con el sol ya sobre la Peña el Tornu e iluminando mas encuadres. Al fondo y cientos de metros mas abajo podemos ver el "furacu". Parece mentira pero es increíble el desnivel que se gana en tan pocos metros.
Tras subir "canaldefresno" damos vista hacia la derecha a lo que puede ser su continuación, o sin mas otra ladera de canales y Llambrias. Las diferentes canales confluyen en la parte superior en una, que de manera evidente marca la salida muy cerca del "Paré el Texu".
Un vistazo atrás, y allí aparece la canal de Llamero y Fuentes de Rama... otro de nuestros terrenos de juego.
De nuevo las vistas de Bulnes son sin mas, diferentes a las habituales.

Poco a poco vamos superando la diferentes canales en busca de la salida. El terreno no es nada cómodo y realmente se puede subir por varios sitios. Nosotros tratamos de seguir los pequeños rastros de camino. Parece mentira, pero estamos en el monte el día de Navidad y sin camiseta....
Superamos la ultima canal, y con una salida muy bonita y peculiar estamos en la Peña Maín!

Una parada para comer algo, disfrutar de las vistas pese a que el sol no dejaba ver el Picu y demás con mucha claridad... y para abajo!
Tras pensar en varias opciones, decidimos bajar de Peña Maín hacia la majada de Arnandes por el sedu de los Arrudos. Para ello desde nuestra posición, tendríamos que ir en dirección a Pandébano hasta alcanzar el bosque mas bajo de la Peña en la ladera que cae hacia la propia majada.
En pocos minutos podemos divisar ya nuestro siguiente destino, Arnandes.
Dos jitos muy peculiares nos guían hacia los Arrudos.
El sedu o camino de los Arrudos, es muy bonito, corto y sencillo. Para mi una de las maneras de acceder a Peña Main mas guapa, entretenida  y recomendable. Claro está dependiendo hacia donde quieras ir....
Ería la Jelguera...
.... y Arnades
Llegamos al fin al camino de bajada a Bulnes, y aprovechamos una fuente próxima a Arnades para refrescarnos tras un día mas típico de verano que de invierno
Ya en Bulnes, nos tropezamos como no con el gran Rufino y sus historias!

Paramos a ver a Guillermina pero no estaba, lógicamente era el día de navidad y como posteriormente vimos, estaban en Camarmeña celebrándola en familia. Un café con ellos y como no, a escuchar historias y nombres.

Por último, destacar que tanto Eduardo como yo llevábamos años con ganas de conocer esta ruta. Hace tiempo vimos información en la que sin duda es una de las mayores bibliotecas de Picos y actividades poco conocidas como esta, como es foropicos.

Allí y para variar, "Treparriscos" puso un buen croquis y descripción de este itinerario, la cual recordábamos y usamos para poder repetirla, así que mil gracias J.W!!

Feliz navidad y año nuevo a todos! y a seguir disfrutando de lo que mas nos gusta, nosotros como no el monte!!

2 comentarios:

  1. Tremendu reportaxe como siempre... que casi nin siquiera soi a siguir sobre'l mapa jaja. Una pasada ver que tovía hai xente que preocupase por conocer per onde andaben los pastores. Vaya tela!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja el mapa en estos terrenos por desgracia no ayuda nada, ya que lo miras y paez imposible de que haya pasu por estas zonas. Flipas las armaduras de cemento...yo aun estoy flipando. Trazaron un recorrido de manera magistral entre paredes y canales qu desde abaju meten mieu! Un saludu y espero vengan mas!

      Eliminar