sábado, 22 de julio de 2017

Escalada "Piscaro" a la Aguja de Sobia.


Seguimos con la roca y las vías largas!!

Tras un par de días de cursos técnicos y sin apenas descanso de ya unos cuantos días seguidos de trabajo, donde los desniveles bien sea escalados o a pié, suman una importante cifra que a veces es mejor ni saber. 

Piernas y brazos necesitan un merecido descanso, pero nos gusta tanto escalar que aprovechamos la mínima oportunidad para volver al "vicio".


En esta ocasión me junto con un buen amigo para mas que escalar, pasar un rato juntos. Pese a que ya hemos escalado juntos, es raro estar con Alberto fuera de un camino o sedo "satanico". Hasta la fecha habíamos compartido cuerda en algún rocódromo y en Poo de Cabrales donde casi nos "destroza" la escuela encadenando varias vías duras a vista.

Pese a que tiene su historia con vías largas de cierta dificultad y nombre, hacía mucho que no se "colgaba" de una tapia, con lo que decidimos ir a la Aguja de Sobia a pasar un buen rato "colgados" y disfrutando de lo que mas nos gusta, el monte y la escalada.


La vía elegida fue la "Piscaro", ruta que yo no conocía y Alberto no recordaba muy bien si hace ya unos cuantos años la había escalado. Cosas de no tener facebook ni blog ni nada de nada....

La vía "Piscaro" consta de tres largos de escalada que completan así 120 metros de escalada vertical, muy mantenida y de una calidad muy buena, mas de lo que desde abajo parece.

Escalada técnica y donde hay que fiarse de los pies, algo que con las características de la roca en ciertos lugares costaba. El calor tampoco ayuda mucho en este tipo de cosas.


Para variar, le "echo morro" y me pido la vía para hacerla entera de primero.... pese a que sobre la marcha y ya que ambos estábamos muy cansados, decidiríamos alternar o no.

Por otro lado, la vía está equipada tanto en largos como en reuniones. Se necesitan unas 15 cintas, sobre todo para el último largo. Ademas de parabolts (algo viejos o ya oxidados....), hay algún buril (o spit muy viejo con chapa "chunga") y clavo que quizás nos ayude a quitar el "miedo" en dos o tres pasos.


El primer largo esta cotado de 6b. Largo con tramos raros de pies sobre roca con aspecto "patinosa". Lo mas duro está en su comienzo, creo que entre la segunda y tercera chapa. Un paso difícil de ver bien a vista ya que parece que puedes ir por diferentes sitios.

El resto del largo, es bastante sencillo y con mucho canto.


El segundo largo cotado de 7a, es una auténtica maravilla!!

Largazo que si desde abajo impone, una vez lo escalas impone aún mas. Los primeros metros son muy divertidos y no muy duros hasta tener que "encalomarnos" en un filo o córner alucinante, menudo ambiente!!!

Hay que buscarle la manera, ya que si vamos de frente nos puede dar alguna sorpresa. A nosotros nos gustó mucho ya que tienes que escalar muy tranquilo y buscando el paso a cada metro. Brutal!


Poco a poco superamos el filo donde por sorpresa aparecen unos cantos enormes, que insisto hay que buscarlos.... y llegamos a las dos últimas chapas donde sin duda está lo mas duro.

No se si por los pies tan precarios en esos metros, pero nos pareció un 7a duro. De la última chapa a la reunión nos hizo pensar y apretar mucho!!


El tercer largo cotado de 6c, es sin duda el mas mantenido y quizás peleón. Bueno, nuestra opinión no es quizás muy objetiva (al menos la mía) ya que físicamente estábamos mejor para estar en un bar que en una pared de escalada, aún así lo gozamos! pero yendo mas "sobrado" se saborea mejor.

Largo que desde abajo parece ser corto, pero que tras unos primeros metros raros y salir a una zona que parecía tumbar o bajar la dificultad, nos sorprendió con un muro fisurado con pasos de todo tipo. Sin duda un "largazo" que mas que tener un paso duro, es de escalar y aguantar.


Tras conquistar la cumbre y pese a que las reuniones están equipadas para rapelar, decidimos rapelar por detrás hacia el collado en un rápel de 55 metros aproximadamente.

Pese a que yo nunca lo hice, parece que la vía original está equipada para rapelar, con lo que quizás con una cuerda de 70 metros se pueda bajar en tres rápeles en vez de en uno, pero insisto lo desconozco.

Desde el Collado tenemos dos opciones de bajada. Nosotros optamos por la bajada hacia el comienzo de nuestra vía donde hay un des trepe equipado con una cuerda fija para ayudarse.

Pese a que fue medio día, fue un muy buen día donde lo mejor fue como casi siempre, la compañía! y lo que vino después.... que como siempre es un placer aprender tanto de Elisa, Pedro y Guillermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario