Cuesta Duja y Sedo Inabio, desfiladero del Cares.


Si hay algo bueno en este trabajo, el de guía... es que la gente repita y se anime a confiar de nuevo en tus propuestas y por supuesto trabajo.

De nuevo nos juntamos Charo, Carlos y yo. Juntos y aunque en esta ocasión no se pudo venir Miguelito, hicimos hace tiempo el precioso camino de la "electra". Tanto les gustó este tipo de caminos y sobre todo historias, que nada mas acabar ese día ya estábamos planeando la siguiente, como de nuevo en esta ocasión sucedió.

Faltó Miguelito (que ya se vendrá a la siguiente...) pero se sumó al equipo Ramón, amigo de Carlos y que seguro ya está desdando repetir. 


La idea inicial era conocer Cuesta Duja, la Canal de Ria y el Sedo Inabio, claro pasando por muchos otros sitios bonitos y así hacer la primera parte del antiguo camino entre Cain y Bulnes.

Ya que la climatología, pese a tener un comienzo de día precioso parecía cambiar a la tarde,  decidimos acceder a Caín en coche para ganar tiempo y así evitar la senda del Cares tanto al inicio como final, y quien sabe si la ligera lluvia que anunciaban.

Bueno, otra buena excusa era poder acabar en Cain con lo que esto significa.... bar, familia y seguir aprendiendo de los Cainejos.


Salimos de Caín con una temperatura estupenda. No había mucha gente pese a ser domingo, quizás porque de nuevo, las previsiones del tiempo que ves en la tele no son nada acordes con la realidad.

El primer objetivo sería acceder al Puente Bolín, para por el camino de la "Tránvia" acceder a la canal de Trescámara e iniciar así el siempre tedioso ascenso del "Robledal" hacia el "pardo" de  Cuesta Duja.


Estamos en el comienzo de la "Tránvia" tras una corta trepada desde la senda, que inicia un camino tan precioso como histórico, pasando por la siempre característica fuente Prieta.

Aquí van unas fotos de esta parte.... este camino es precioso!!








Llegamos a la canal de Trescámara y con ello al cruce de caminos.

Aquí se unen tres caminos, uno de ellos ya impracticable al desaparecer el puente que cruzaba el rio Cares (puente Trescámara) que accedía a la canal Honda, seguro la manera mas directa de acceder si estamos en la senda.

Las otras dos opciones son, el camino de la Tránvia por donde nosotros venimos que une el Puente Bolín con la canal de Trescámara, y por otro lado el camino que desde la riega Casielles, cruza el "puntedo", la canal y cueva de Cámara, para bajar por la Tarugada ya hacia la canal de Trescámara.


Ahora y en un vertical ascenso por la zona conocida como el Robledal, el objetivo es acceder al "pardo" de Cuesta Duja, con el peculiar y precioso "barrenao" que un Cainejo llamado Leoncio realizó, allá por los años 40.

Aquí van unas fotos...









Superamos el Robledal y el "barrenao" para acceder así al "Pardo" de Cuesta Duja, donde el Canto Recidroño nos recibe con unas vistas impresionantes, siempre vigilados por entre otros, la bonita Cabeza Llambria.

Ahora y en un precioso sendero con vistas inmejorables de la canal de Recidroño, nuestra siguiente parada será el Collaín de las Mueldas, o como algunos lo llaman, "La parada del descanso".







Llegamos al "Collaín de las Mueldas" y como siempre, claro está gracias al día tan precioso que tenemos, las vistas son brutales! esto no hay dinero que lo pague!!

Jultayu, Canales de Trea, Cabrerizas, Cerezales, Sollambrio... Cabeza la Verde, Cabeza Llambria, Ostón... vamos... que imposible pedir mas!

Por supuesto paramos a descansar, comer algo y hacernos unas cuantas fotos!!




Tras disfrutar del espectáculo del "Collaín de las Mueldas", toca acceder a la horcadina del Cuebre y con ello, al descenso del Monte Cuebre hacia la Canal de Ria.





En mitad del descenso del Monte Cuebre, una parada para ver el siguiente objetivo tras cruzar la canal de Ria, la Hda Ventaniella.


Tras un precioso y vertical descenso, estamos cerca de la "Riega el Pasadizu", nombre que recibe la canal de Ria en el tramo que éste camino la cruza, y justo el punto donde se cruza la riega y en donde hay un bloque muy característico, recibe el nombre de el "Pasaizu la riega".


Una panorámica del Bosque Cuebre desde el "Pasaizu la Riega"...


Seguimos la marcha por un bonito sendero hasta el punto donde el camino mas evidente, asciende hacia la Hda Turonero por las zonas conocidas como el Robledal y el Ganso. Este camino sería parte del antiguo camino que comunicaba Cain con Bulnes.

Sin embargo y aunque por dicho camino se puede acceder también al Pando de Culiembro, nosotros continuaríamos recto en un ligero descenso primero, y luego corto pero intenso ascenso  hacia la Hda Ventaniella para acceder así a la siempre peculiar y rara canal de la Raiz.





Llegamos a la Hda Ventaniella y casi como un "flasazo",  flipamos con las vistas de la senda y río Cares...


Las de la Canal de Ria y el Monte Cuebre tampoco se quedan atrás....


Desde la Hda Ventaniella y con toda la canal de la Raíz bajo nuestros pies podemos ver, claro está si sabemos donde está.... el precioso e idílico sedo Inabio. Además del sedo Inabio podemos ver  la zona conocida como Imprivide donde preveíamos parar a comer.

¿Sois capaces de verlo en la foto?


Venga, que en esa foto es algo mas fácil...

No se el porqué, pero este sedo siempre me flipó!


Tras unas cuantas fotos y flipar con las vistas de este peculiar y precioso mirador del Cares, comenzamos a descender la Canal de la Raiz hasta el sedo Inabio.



La verdad que la canal de la raiz, es tan rara como incómoda de bajar. Antiguamente había un camino por uno de sus lados, seguro mucho mas cómodo.

Comenzamos el sedo Inabio y dejo a mis compañeros delante para hacerles unas fotos.

¿Podéis ver a un puntito rojo? pues ese es Carlos iniciando el Sedo...



Tras las fotos y como siempre con la seguridad por delante, accedo rápidamente para guiar y proteger las zonas mas delicadas, por llamarlas de alguna manera ya que para nada es expuesto ni comprometido.

Tan solo hay que caminar, disfrutar de las vistas y fijarse bien en los pies. Eso si, si alguien sufre de vértigo pues mejor no mirar hacia el Cares..



Aquí os dejo unas fotos...





Tras acabar el Sedo Inabio llegamos a la zona conocida como Imprivide donde pararíamos a comer y cambiar impresiones. Pienso que mis compañeros lo han pasado en grande y sin lugar a dudas recordarán este precioso sedo, tanto por su belleza como por la historia que les conté...


Pues eso. que toca comer!


Tras disfrutar de la comida, ésta siempre sabe mejor en lugares así... ponemos rumbo hacia el Pando para bajar al río Cares.

Desde el Pando y pese a que se metió en altura la niebla, les enseñé el comienzo de la canal de Piedra Bellida que esperamos, poder recorrer dentro de poco en la segunda parte de esta larga ruta de comunicación entre Caín y Bulnes.


Iniciamos el descenso hacia el rio Cares por la Valleya, antes claro pasando las ruínas de unas casas que si sus paredes hablasen, seguro nos regalarían preciosas historias de las gentes que aquí vivieron, entre otras las heroínas hermanas "Campillo"


Tras la Valleya llegamos a la puente Vieya, recién "arreglado"...

Descenso con mucho cuidado ya que en este punto la roca esta muy pulida. Como es habitual, disfrutamos de las aguas tan características del rio Cares y su color turquesa.

Es ver este color y te entran ganas de pegarte un baño, pero para esto habrá que esperar...


Tras cruzar el puente ya solo queda subir a la seda y regresar a Caín... por supuesto que al bar!



Podría calificar este día como glorioso!

Clima y temperatura perfecta, ya que esta zona con calor se las trae. La compañía pues que decir... inmejorable. No sólo presta ver como la gente se anima a repetir, sino sus caras mientras vas accediendo a lugares donde las vistas e historia te regalan cosas impagables.

Des esta manera y ya que era la idea, hicimos la primera parte del antiguo camino de Caín a Bulnes. En otra segunda jornada haremos la otra parte junto al paso del Hda Turonero. Este camino se disfruta mas en dos días que en uno, pese a que antiguamente así lo hacían, pero claro está eran otros tiempos y sobre todo otras gentes.

Como siempre, paramos en el bar de Javi (Hostal la Ruta) donde siempre te reciben como en casa y te peleas con ellos para que te dejen pagar! pero así son los Cainejos!

Bueno, espero os guste y en breves toca relatar una preciosa ruta que hicimos días después, el "Madero el Pavo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario